Septiembre de 2018

El plazo para pagar la renta de septiembre vence el 5 de septiembre para todos los inquilinos.

Agosto de 2018

Dos inquilinos son desalojados de sus apartamentos tras no pagar la renta por siete meses e ignorar la advertencia publicada por el Alguacil. La empresa de administración proporciona servicios de mudanza profesionales para ayudar al inquilino a guardar sus pertenencias hasta que encuentre un nuevo lugar donde vivir.

Más inquilinos se desvinculan del sindicato y ofrecen pagar lo que deben, incluyendo las alzas, de modo que puedan quedarse en sus apartamentos. Otros inquilinos expresan interés en quedarse, pero no pueden costear siete meses de renta adeudada de una sola vez.

La empresa de administración anunció que desestimaría los procesos de desalojo contra los inquilinos morosos, pidiéndoles pagar la renta de septiembre y acordar un plan de pago sin intereses para los montos adeudados.

Julio de 2018

Los arrendatarios en huelga llevan cinco meses morosos en el pago de sus alquileres. Después de varios avisos judiciales, algunos de los arrendatarios ignoran la orden de desocupación emitida por el alguacil.

Las negociaciones con el sindicato de arrendatarios se rompen cuando la abogada del sindicato, Elena Popp, exige que la empresa administradora le pague $250,000 además de limitar los aumentos de alquiler en el futuro. La empresa administradora se niega y abandona las negociaciones con el sindicato. En vez de ello, la empresa administradora ofrece resolver cada caso individualmente.

Uno de los arrendatarios que fue desalojado en junio le entrega una carta a la empresa administradora en la que afirma: “Los abogados que vinieron a hablar con mi esposa le informaron mal y no le dijeron la verdad…Recién ahora, veo todas las consecuencias de las cuales los abogados nunca me informaron. Nunca hemos sido malos arrendatarios en los 7 años que hemos vivido aquí. Me siento cómodo viviendo aquí y sé que probablemente sea demasiado tarde para pedirles que me sigan arrendando su apartamento. Para terminar, lamento profundamente todos los problemas que esto ha causado”.

Otro arrendatario cuyo caso aún no ha ido a juicio viene a la oficina de la administración y paga todo el alquiler adeudado. La empresa administradora desiste del juicio de desalojo y permite que el arrendatario conserve su apartamento.

Junio de 2018

Dieciséis casos se llevarán a juicio. En seis de ellos, los arrendatarios deciden mudarse de sus apartamentos en vez de enfrentar el riesgo de ser desalojados.

La empresa administradora prevalece en seis de los diez casos que van a juicio. En cuatro de los casos se determina que los arrendatarios deben ser desalojados por negarse a pagar el alquiler. En otros dos casos, se determina que los arrendatarios tendrían que pagar el arriendo total según lo exige la empresa administradora para poder permanecer en la unidad.

En solo un caso, se le ordena a la empresa administradora que realice reparaciones en los Apartamentos Burlington.

Mayo de 2018

Los equipos legales se preparan para el juicio.

Abril de 2018

Los Apartamentos Burlington no son de alquiler controlado, y la empresa administradora se niega a limitar su facultad para subir el alquiler en el futuro a un grupo pequeño de arrendatarios ya que no puede permitirse renunciar a los aumentos para cubrir los crecientes costos de mantenimiento. Por lo tanto, la empresa administradora inicia acciones legales para retirar a los arrendatarios morosos.

Marzo de 2018

Aproximadamente 80 unidades se niegan a pagar el alquiler.

Los arrendatarios morosos, a instancias de activistas políticos fundan un “sindicato” y exigen el derecho de negociar colectivamente para reducir el aumento del alquiler y limitar futuras alzas.

Febrero de 2018

Se le notifica a los arrendatarios del aumento de los alquileres de las 190 unidades que componen los Apartamentos Burlington. El alquiler de las unidades de un dormitorio se aumenta a $1300 y el de las de dos dormitorios a $1675. Sin embargo, las nuevas unidades en los edificios se alquilan por $100 a $200 más.

Los alquileres actuales de los Apartamentos Burlington siguen por debajo de la tasa de mercado y concuerdan con la tasa de 2018 para viviendas subsidiadas pertenecientes al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD).

Activistas locales que no viven en los edificios se enteran del aumento de los alquileres y comienzan a incitar a que los inquilinos no paguen el alquiler de marzo.

Enero de 2018

Para enfrentar el aumento de costos, la empresa administradora decide subir los alquileres. El administrador de los edificios realiza un estudio de los demás edificios en el área para determinar la tasa de mercado del vecindario.

El estudio determina que aunque muchos de los arrendatarios de los Apartamentos Burlington pagan alquileres de tan solo $950 y $1050 por apartamentos de uno y dos dormitorios respectivamente, tales unidades en el vecindario se alquilan por $1500 a más de $2000 al mes.

Debido a que los residentes de los Apartamentos Burlington son familias trabajadoras con presupuestos ajustados, la empresa administradora decide solo subir los alquileres a un nivel sustentable para los edificios; no a las tasas de mercado del vecindario.